Resumen

El peruano como rasgo de una colectividad que está viva y en constante cambio, no puede negar compartir la idea de transformación permanente. Por lo tanto, lo que nos define como nación hoy en día, ya no es mas de lo que se habló allá a mitad del siglo pasado y seguramente no será lo mismo de lo que hablarán nuestros hijos o nietos. Así, lo primero que haremos es ubicar esta reflexión dentro de un momento en relación a una producción arquitectónica específica. El inicio de la estabilidad económica y política en el Perú facilita la formación de un nuevo capital que se ha visto reflejado en la producción arquitectónica de lo primeros años del siglo XXI. Dentro de ella encontramos la arquitectura "singular", concebida por arquitectos con deseo de establecer un referente a nivel artístico. Entendemos que un acercamiento sobre un periodo tan reciente puede resultar poco prudente. Sin embargo nos parece igualmente válido poner de manifiesto cuál es la sensación de los agentes inmersos dentro de estos procesos.