Resumen

La historia reciente es una historia cuya mirada se dirige más a las rupturas radicales que a las continuidades, es una historia que exige al historiador nuevos conceptos, nuevas técnicas y herramientas epistemológicas. Es una historia que se enfrenta a problemas éticos, morales y políticos vigentes al momento de la investigación.