CONEXIÓN CUERPO-MENTE-AMBIENTE Y MÁS: NO SÓLO CÓMO LA SALUD EMOCIONAL AFECTA LA SALUD FÍSICA Y VICEVERSA

  • Angie Silvana Sánchez-Guevara

Resumen

Cada vez va cobrando más relevancia hacer una observación de la salud desde una perspectiva integral donde se deben observar no solo las dimensiones física, mental y espiritual de todo ser humano, sino también de las condiciones medioambientales a las que se supedita; esto es, las relacionadas a su estilo de vida, así como el lugar donde vive pues ineludiblemente todas estas se afectan una sobre otra. Mientras la dimensión física o biológica está determinada por factores hereditarios aunque también epigenéticos, la dimensión mental depende fundamentalmente de los pensamientos, las emociones y las conductas. Así, se puede advertir una íntima relación entre lo que se está pensando o sintiendo y la acción de aquellas partes del sistema nervioso, en especial del cerebro, que controlan las funciones biológicas con especial efecto en el sistema endocrino; el cual, a su vez, secreta hormonas que tienen una gran influencia en la salud emocional, sin dejar de considerar el efecto físico consecuente. Cabe añadir, que el cerebro se desarrolla y es modificada a través de la experiencia y del ambiente, de tal manera que los hábitos de alimentación, el estilo de vida y las numerosas elecciones del día a día tienen un profundo efecto sobre el desempeño del cerebro1, y en consecuencia sobre los pensamientos, emociones y conductas.

 

DOI: 10.25176/RFMH.v18.n2.1296

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2018-04-17