Resumen

En este artículo se plantea una novedosa y sugerente hipótesis del porqué el Inca Garcilaso de la Vega no dedicó ninguna de sus dos obras cumbres La Florida del Inca y Los Comentarios Reales al soberano hispano felipe III de la casa de Austria, ya que era un súbdito venido de las indias, y más bien lo hizo a miembros de una casa ducal portuguesa: la casa de Braganza, descendientes ilegítimos de los reyes de Portugal de la Casa de Avis y pretendientes a la corona extinguida esa dinastía en 1580.