RIESGO DEL USO DE CREOLINA EN EL TRATAMIENTO DE LAS DIARREAS

  • Luis Eduardo Traviezo-Valles Universidad Centroccidental “Lisandro Alvarado”, Decanato de Ciencias de la Salud. Sección de Parasitología Médica. Barquisimeto. Venezuela.

Resumen

Estimado Editor, he leído con interés el artículo de Leyva-López et al. (2020); sobre enfermedades gastrointestinales en turistas de México, donde refieren a Entamoeba histolytica (Schaudinn, 1903) y Salmonella typhi (Salmon, 1885) como los microorganismos más frecuentemente diagnosticados en pacientes con enfermedades gastrointestinales, situación parecida a la presentada en Venezuela, por lo que quisiera agregar un elemento peligroso que se está generalizando en el tratamiento de estas diarreas en algunos países de Latinoamérica y particularmente en Venezuela. Me refiero a la ingestión de Creolina diluida, como amebicida o microbicida intestinal en pacientes con disentería, por lo que quisiera añadir lo siguiente:

La Creolina es un antiséptico fenólico, aceitoso, de acción fungicida, bactericida, antihelmíntico e insecticida (miasis), diseñado para uso “agrícola, veterinario y doméstico”. Es de olor fenólico, coloración marrón oscura, pH 9 y densidad 1,3 g·mL-1 (Silva-Lima et al., 2013; Alcendra, 2017).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2020-08-05